domingo, 29 de marzo de 2015

Las etapas del aprendizaje

Conocer las etapas y procesos de aprendizaje es algo que todos los que nos dedicamos al mundo de la formación deberían conocer para así poder entender cómo sucede el aprendizaje en nuestro cerebro.

Las etapas principales son: Ignoro -> Conozco -> Comprendo -> Sé utilizar el conocimiento

Gracias a los estudios que se están realizando en el campo de la Neuroeducación, a estas etapas básicas, se le han sumado algunas más que nos permiten profundizar en ellas y, a la vez, entender algunos procesos que se dan entre una etapa y otra.

Es por ello que hoy os traigo una infografia donde se muestran las etapas que se producen durante el proceso de aprendizaje, cada una de las etapas está descrita mediante un ejemplo que sirve para demostrar, de forma práctica, cómo se han vivido cada una de ellas en un caso que me sucedió hace muchos años:




  • 1º No sé que no sé, ignorancia de la ignorancia. De pequeña no sabía cocinar por lo que desconocía la existencia de cualquier técnica culinaria, pero quería hacer un pastel que probé en casa de una amiga.
  • 2º Sé que no sé, conciencia de la ignorancia. Conseguí la receta del pastel, pero me dí cuenta que ignoraba cómo se realizaba uno de los pasos: huevos al punto de nieve.
En este punto, hay 2 opciones: desistir ante lo desconocido o seguir adelante. Mis ganas por hacer el pastel, me hicieron seguir adelante.

  • 3º Búsqueda del conocimiento. Me informé, pregunté a mi madre qué era eso desconocido para mí: “los huevos a punto de nieve”.
  • 4º Zona de aprendizaje teórico. Ella me explicó en qué consistía la técnica.
  • 5º La confusión. La primera vez que hice los huevos al punto de nieve no sabia como tenían que quedar (nunca antes los había visto).
  • 6º Sé que sé. Dejé que mi madre me mostrara el proceso correcto mientras yo la imitaba hasta conseguir unos huevos al punto de nieve más que correctos. Ahora sí que sabía como tenía que quedar.
  • 7º Sé utilizar el conocimiento. A base de hacer muchos pasteles a día de hoy sé como realizar unos huevos al punto de nieve sin tener que preguntar ni buscar información.
Con los años he sabido que la técnica de los huevos al punto de nieve se utilizan de forma distinta en función de la receta. La primera vez que me encontré con una receta que modificaba lo que yo sabía de los huevos al punto de nieve tuve que empezar de nuevo la rueda del aprendizaje.

    ¿Os habíais dado cuenta de la existencia de este proceso cada vez que aprendéis algo nuevo? Seguro que si intentáis trasladar las etapas a algún momento en el que hayáis aprendido, hace poco, algo nuevo, encontraréis todas estas etapas, ¿os animáis a compartirlo?

    2 comentarios:

    1. Muy interesante pero, como crítica constructiva,¿no os dáis cuenta que poniendo a la madre como referencia de la cocina ayudáis a perpetuar un rol femenino estereotipado?
      De nuevo, muchas gracias por la aportación y espero que consideréis cambiar "madre" por abuelo, padre, hermano, hermana, primo, prima, tío, tía, o un grupo de estas personas.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muchas gracias por tu comentario, siempre procuro escribir en neutro para no estereotipar los roles, pero en este caso se trata de una experiencia personal propia, y es así como la viví. En mi casa era mi madre quien sabia cocinar postres y, en cambio, mi padre los postres no los había cocinado nunca pero si otro tipo de manjares que también me enseñó.

        Gracias por la crítica constructiva!

        Anna

        Eliminar

    Muchas gracias por comentar en el blog, todas las aportaciones son bienvenidas y me ayudan a seguir adelante con ello!

    Un saludo!

    Licencia Creative Commons
    Esta obra, creada por Anna Jubete Sagredo, está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional