martes, 11 de noviembre de 2014

La programación didáctica no tiene que inhibir el flujo natural del aula

Las programaciones didácticas, además de servir para planificar y estructurar un seguido de sesiones formativas, sirven para que el profesorado pueda inventar, adaptar y/o copiar aquellas actividades que permitirán que el alumnado alcanza unos objetivos concretos.

Crear de cero una programación didáctica no es tarea fácil, no nos engañemos, requiere su tiempo, su búsqueda de actividades, de recursos, de creación de material didáctico... y porque no decirlo, requiere de cierta creatividad. Tal es la dedicación cuando se crea una programación didáctica que cuando se finaliza uno puede sentir, con mayor o menor orgullo, cierta satisfacción por el trabajo realizado.

Pero, ¿qué sucede en el momento de poner en práctica esta programación? Mientras se programa puedes tener en cuenta mil variables distintas e intentar contemplarlas en las actividades, materiales, recursos seleccionados pero siempre hay algo que se puede escapar y más cuando nos encontramos frente a un alumnado que tiene sus propios intereses y también tiene un lado curioso que te hacen desviarte de tu programación inicial, por ejemplo, un debate que se desvía del tema central, un proyecto de investigación que ha encontrado otro tema más interesante, un grupo que pretende presentar su  trabajo con otros recursos de los indicados...



Cuando esto sucede te recomiendo que te plantees las siguientes preguntas:


Como habrás observado, todas las indicaciones van dirigidas a que te replantees una modificación de la programación que habías creado en un inicio. Las programaciones no son elementos estáticos que se tengan que cumplir a rajatabla, sino que se deben utilizar como punto de partida inicial y deben permitir cierta flexibilidad para que el alumnado pueda tener su parte de protagonismo y de voz en cómo y qué desea aprender. No hay mayor satisfacción que el ver a un alumno/a tomar las riendas de su aprendizaje con un profesor/a que lo va guiando.

¿Has tenido que cambiar alguna vez tu programación? ¿Sientes resistencia a modificar lo que tenías planificado? Coméntame tu experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por comentar en el blog, todas las aportaciones son bienvenidas y me ayudan a seguir adelante con ello!

Un saludo!

Licencia Creative Commons
Esta obra, creada por Anna Jubete Sagredo, está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional